¿Dispuesto por fin a entrenar? ¿Sabes qué cantidad de esfuerzo es recomendable hacer? Entrenar por debajo de un rango óptimo de esfuerzo es tan negativo e inútil como peligroso es hacerlo por encima. Para evitar todo esto necesitas un pulsómetro.

Suntoo propone a los deportistas su modelo M5, con el que, gracias a la experiencia obtenida con sus modelos anteriores, da una vuelta de tuerca a los monitores de frecuencia cardíaca existentes.

Este modelo, de solo 43 mm de diámetro y 13 mm de espesor, es el mejor ayudante que puedes tener a la hora de organizar y supervisar los resultados de tu entrenamiento físico. Es uno de los más accesibles del mercado y sus prestaciones lo hacen inigualable en calidad-precio.

Funciones y características del pulsometro Suunto M5

El pulsómetro Suunto M5 ofrece una serie de funciones que cada atleta aprovecha de acuerdo a sus necesidades:

• Programa de rutina de ejercicios: facilitará la adaptación de hábitos y rutinas que probablemente desconozca el usuario y que son beneficiosas para su entrenamiento. Es particularmente útil para quienes se inician en la práctica del deporte.

• Indicación de calorías consumidas: es la mejor motivación para seguir entrenando y la mejor forma de llevar un control real de los resultados.

• Recomendaciones durante el entrenamiento: el Suunto M5 previene de excesos en las rutinas de entrenamiento gracias a las indicaciones de intensidad en tiempo real. Avisa también en los momentos en los que hay que descansar.

El equipo registra una muestra inicial de la forma física y el tiempo de recuperación de su dueño, y se preocupa de que éste nunca llegue a niveles que pueden ser peligrosos para la salud.

Una de sus grandes ventajas es que el menú es plurilingüe y permite escoger entre 9 idiomas diferentes, haciendo muy intuitivo su manejo.

Se trata de un dispositivo extra ligero que pesa apenas 40 gramos. Muestra los datos en una pantalla de 2,5 cm de diámetro y tiene una batería que puede durar 12 horas a pleno funcionamiento. Además, se puede usar bajo el agua ya que es resistente a la inmersión hasta los 30 metros de profundidad.

Su precio es muy variable dependiendo del lugar donde se adquiera, pero puede conseguirse a partir de 105 euros, lo que demuestra que es uno de los más competitivos del mercado.

Una larga lista de complementos

Este dispositivo se complementa con el accesorio Suunto Dual Comfort Belt, una correa cómoda compatible con muchos de los equipos de los gimnasios; y con el Suunto Fitness Solution, para los que prefieren entrenarse en grupo.

También es un estupendo complemento del Suunto foot POD y del Bike POD, medidores de distancia y velocidad que envían los datos en tiempo real al pulsómetro con el fin de llevar un control del recorrido adaptado a una amplia variedad de deportes.

El dispositivo es compatible con el GPS POD, en el que se pueden programar rutas nuevas sin riesgo alguno de desubicación. GPS POD incluye Movestick, un drive para llevar los datos del entrenamiento a una cuenta Movecount y registrar todo el progreso digitalmente.