El desarrollo tecnológico ha modificado todo, incluso la manera de hacer deporte. Ahora con tan solo una aplicación en el teléfono móvil puedes contar con un entrenador virtual que te dé instrucciones para realizar tus ejercicios diarios.
También existen dispositivos electrónicos diseñados expresamente para ayudar en el desarrollo físico y mental a deportistas profesionales y amateurs; y liderando esa lista están los pulsómetros.

La evolución constante de los pulsómetros de muñeca

Cuando te entrenas, necesitas tener controlados varios aspectos del cuerpo para conseguir mejorar el rendimiento día tras día, siendo uno de los parámetros fundamentales las pulsaciones cardíacas. Este seguimiento es posible a través del pulsómetro.
Originalmente, los pulsómetros estaban formados por una banda medidora que se fijaba al pecho y un receptor que muestra en pantalla la información obtenida.
Con el tiempo, los dispositivos se han hecho más compactos y ligeros hasta parecer un reloj de pulsera normal y corriente pero con funciones avanzadas que monitorean mucho más que el pulso: ubicación física, rutas, calorías consumidas, metas, logros, calidad del sueño y muchas otras dependiendo del modelo.

¿Por qué elegir un pulsómetro de muñeca antes que uno tradicional?

Al principio, solo los pulsómetros de banda en el pecho ofrecían medidas fiables cuando el deportista trabajaba con mucho abrigo debido al clima. Sin embargo, según la opinión de los expertos, hoy en día ambos que son igualmente confiables a la hora de medir las pulsaciones bajo cualquier condición meteorológica.
Ya que los latidos del corazón son más fuertes en el pecho, puede ser cierto que la banda sea el accesorio adecuado para temperaturas bajas, pero las ventajas de tener todo el control del dispositivo en la mano y toda la información a golpe de vista hacen que para el 90% de los deportistas el modelo de muñeca sea el más recomendable.

¿Cuál es el pulsómetro de muñeca ideal?

Lo primero que debes hacer es definir el volumen e intensidad de las actividades que vas a realizar. Lo segundo, definir tu presupuesto límite teniendo en cuenta que los precios pueden variar notablemente entre marcas y modelos.
Con estos aspectos bien definidos, echa un vistazo a este listado que hemos preparado con los pulsómetros más populares del mercado y escoge el que más te convenga.

Top 10 de los pulsómetros de muñeca

Empezaremos mostrando los modelos más costosos y que ofrecen las mejores prestaciones para los atletas profesionales:

  • Pulsómetro y GPS Garmin Forerunner 235: batería de Li-ion que da 9 días de autonomía en modo reloj y 15 horas en modo GPS. Incluye seguimiento de las actividades diarias. Cuesta aproximadamente 315 euros.
  • Pulsómetro y GPS Garmin Forerunner 225: es sumergible hasta 50 metros y tiene un sensor óptico para medir la frecuencia cardíaca. Su precio ronda los 280 euros.
  • Tomtom Runner 2 Cardio: incluye GPS, MP4 y sensor óptico. Sumergible, por lo que también sirve para natación y para otros deportes acuáticos. Su precio es de 250 euros.
  • Pulsómetro TomTom Touch Activity Tracker: delgado y elegante. Peso 10 gramos e incorpora una pantalla de 5,58×22,38 mm. Precio 200 euros.
  • Reloj GPS pulsómetro Tom Tom Runner 3: es sumergible hasta 40 metros, incluye reloj, GPS y pesa apenas 42 gramos. Su precio está cerca de los 200 euros.

Aquí te presentamos otros modelos que pueden ayudar a iniciarse en el arte del ejercicio controlado. Suponen una inversión más modesta pero incluyen la funcionalidad necesaria para mejorar el rendimiento de forma segura.

Reloj GPS pulsómetro Fitbit Surge: batería con 7 días de autonomía, resistente al agua hasta 5 ATM, GPS, acelerómetro, brújula digital y altímetro. Su precio es de 175 euros.
Reloj pulsómetro Fitbit Blaze: batería de polímero de litio que permite hasta 5 días de autonomía, resiste el sudor y las salpicaduras, e incluye acelerómetro, altímetro y brújula digital. No tiene GPS. Su precio aproximado es de 160 euros.
Monitor de actividad – Pulsómetro Mio Fuse: pesa menos de 40 gramos, es sumergible hasta 30 metros e incluye una función de análisis de entrenamiento. Tiene un precio de 130 euros.
Pulsómetro Polar A360: Impermeable, batería recargable de 100 mAh con autonomía de 15 días en modo 24/7, y más de 100 perfiles deportivos. Puedes encontrarlo a partir de 129 euros.
Pulsómetro de muñeca sin banda pectoral Mio Link: luz led que muestra la frecuencia cardíaca, sumergible hasta 30 metros, tecnología ANT+ y tecnología BluetoothSmart 4.0. Su precio es de 60 euros aproximadamente.
La gama es amplia y apta para todos los bolsillos y actividades deportivas, sean éstas acuáticas o de alta montaña. Ahora sólo tienes que decidirte por uno. ¿Ya tienes un favorito?