Desde hace 40 años, la empresa finlandesa Polar Electro Inc. se ha dedicado a combinar la electrónica y la fisiología con las necesidades de los deportistas y practicantes del entrenamiento físico.
Hoy, esta firma pionera en la creación del diseño del primer monitor de frecuencia cardíaca, es una referencia en el desarrollo de pulsómetros. Todos sus modelos han sido puestos a prueba en los ambientes más rigurosos del deporte europeo con resultados increíbles.
Es el caso del pulsómetro Polar FT1. Este modelo se ha adaptado a los diseños de la nueva línea Fitness Polar, que presentan una pantalla cuadrada de gran tamaño con retro iluminación LED para facilitar la lectura de los datos técnicos. La visibilidad es total tanto fuera como dentro del agua, lo que le da una especial versatilidad para ser usado en cualquier deporte y bajo cualquier clima con una efectividad asombrosa.

Características del Polar FT1

Todo el dispositivo se controla a través de un único botón redondo, amplio y multifuncional, que permite al usuario un manejo sencillo y práctico durante el entrenamiento. Por otro lado, también dispone de una función de entrenamiento HeartTouch con las que no es necesario usar el botón, otorgando libertad de acción sin distracciones.
Lo que más guste de él son sus alarmas sonoras y visuales, que favorecen la motivación de usuarios principiantes y deportistas amateurs, y su exactitud que nada tiene que envidiar a la de un electrocardiograma.
El Polar FT1 permite programar el modelo de entrenamiento y mantiene informado al portador del estado físico según los datos registrados en su perfil de usuario. Así satisface las necesidades específicas de cada entrenamiento, sin excederse o desperdiciar energía.
Además, almacena en la memoria los datos de todos los entrenamientos y ofrece un resumen de las últimas jornadas: tiempo total de entrenamiento, frecuencia cardíaca media sobre la duración del ejercicio, límites del modelo escogido y tiempo transcurrido fuera de los límites.
Como extra de fiabilidad, el Polar FT1 trabaja con una señal totalmente codificada para prevenir la recepción de señales de otros pulsómetros en sitios muy concurridos como gimnasios o centros deportivos. Tampoco te hará falta un reloj adicional ya que este modelo tiene hora en formatos 12 y 24, día, fecha, alarma y cronómetro múltiple.
No solo es resistente al agua como la mayoría de pulsómetros, sino que puedes sumergirlo hasta 30 metros, lo cual hace que sea una buena opción si el deporte que practicas es el submarinismo.
Su diseño asegura una durabilidad extrema, avalada siempre por una garantía internacional de dos años a partir de la compra.

Una opción excelente

Las opiniones de los usuarios nunca engañan y el Polar FT1 cuenta con más de un 80% de satisfacción entre sus compradores. La mayoría destaca su simplicidad, el añadido de la banda Wearlink, su fácil manejo y su excelente relación calidad-precio.
Algunas personas echan en falta funciones más avanzadas, pero lo que obtienes por lo que pagas es mucho. Se puede encontrar en el mercado a precios que van desde los 37,99 Euros a los 50,00 euros.
Para los que quieren experimentar por primera vez los beneficios de usar un pulsómetro, es una estupenda opción que superará todas las expectativas iniciales. Podemos decir que es el monitor cardíaco idóneo para empezar los entrenamientos de forma controlada y satisfactoria.