A medida que pasa el tiempo, el uso de la tecnología se expande a todas las áreas. Uno de los sectores más beneficiados ha sido el deportivo. Gracias a los pulsómetros ya se puede conocer en tiempo real el rendimiento de los deportistas, haciendo más productivo el entrenamiento y ayudando a alcanzar más rápidamente los objetivos
Este ingenioso invento permite controlar con exactitud cuánto, cuándo y cómo entrenar para conseguir el mejor rendimiento deportivo posible.
Antes de la aparición de este producto, los atletas debían parar para medirse el pulso y tomar la decisión de aumentar o disminuir el ritmo. La velocidad de los latidos indica el nivel de esfuerzo alcanzado, pero es una medida muy rudimentaria con mucho margen de error.
Hoy no es necesario detenerse ni contar pulsaciones y una de las mejores opciones para evitarlo es el pulsómetro Garmin Forerunner 225.

Las ventajas de tener un Forerunner 225 son muchas

Garmin se lució con un dispositivo que, además de funcionar perfectamente como reloj de pulsera, también tiene todas las características y ventajas de un pulsómetro.
Uno de los atractivos de este producto es el sensor óptico de pulso integrado en el propio reloj. A pesar de que no es una tecnología nueva, sí es una alternativa reciente. Ésta permite conocer, por medio de diodos, la cantidad de sangre que está corriendo bajo la superficie de la piel y calcular así de forma real el pulso.
Además, el Forerunner 225 incluye un GPS (sello distintivo de Garmin), lo que permite explorar nuevas rutas y saber siempre cómo regresar. El sistema GPS indicará la ubicación exacta y la mejor ruta de vuelta.
Otra característica es que funciona igual en la pista que en la cinta. Al trabajar bajo techo, el Forerunner 225 simula la distancia recorrida sin necesidad de un podómetro.
El dispositivo genera planes de entrenamiento que, mediante una conexión a la página web de Garmin, pueden controlarse y compararse. La aplicación para móviles que se conecta con el Forerunner 225 vía bluetooth es ideal para gestionar las rutinas y analizar los progresos.

El corazón detrás de la pantalla

El Garbin Forerunner 225 cuenta con una pantalla de 1 pulgada (25,4 mm) de diámetro full color y una resolución de 180×180 píxeles. Toda la unidad mide menos de 5 cm de ancho y 16 mm de espesor. Con la correa completamente desplegada, llega a 28,7 cm.
El peso no es un problema ya que apenas pesa 54 gramos, y una batería de ion-litio recargable permite un funcionamiento de hasta 10 horas en modo de entrenamiento. Además, la unidad es impermeable hasta 5 atmósferas o 50 metros de profundidad.
El dispositivo es capaz de guardar 200 horas de datos en el historial de actividades deportivas del usuario.
El precio del Garbin Forerunner 225 es muy razonable, teniendo en cuenta los beneficios que aporta al rendimiento. Éste puede oscilar entre los 250 y los 300 euros dependiendo del lugar en que se adquiera.
Lo más importante es que Garbin ofrece 2 años de garantía en todos sus productos y hay una gran cantidad de accesorios adicionales que pueden mejorar la experiencia.