Cuando se inventaron los smartphones, pensábamos que los posibles avances de la electrónica de consumo se limitarían a mejoras en la velocidad y quizá en el tamaño del dispositivo; sin embargo, una serie de nuevos productos nos han demostrado que la tecnología avanza ilimitadamente.
La evolución de los pulsómetros, que antecedieron a lo que hoy todos conocemos como smartwatches o relojes inteligentes, confirma esta afirmación; y Garmin la avala con el nuevo Garmin Fenix 4.

Características del Pulsometro Garmin Fenix 4

El Fenix 4 de Garmin fue diseñado para funcionar a través de un accesorio de pecho con una correa mucho más cómoda que el anterior modelo de la gama, volviendo a ser líder en precisión de la medición de frecuencia cardíaca.
Como novedad hay que destacar la introducción de color en la pantalla y una mejora sustancial en el sistema de obtención de datos.
Este dispositivo está centrado en el público que usa pulsómetro a diario en entrenamientos deportivos pero que tiene una agenda compleja, de ahí que incorpore funciones de optimización que normalmente no están disponibles en este tipo de gadgets.
El Garmin Fenix 4 cuenta con sensores auxiliares como ABC mejorados y un monitor de temperatura, características que lo hacen muy atractivo para los que practican alpinismo y deportes al aire libre.
Incluye funciones que mejoran el seguimiento de la aptitud, va encapsulado en un diseño robusto muy resistente y duradero, y dispone de navegación por satélite. La función GPS-enable obtiene señal de teléfonos móviles en lugares inaccesibles para el satélite.

Y, como no podía ser de otra manera, puedes personalizar el diseño intercambiando los aros frontales del reloj. Si puedes ir completamente conjuntado, ¿por qué no hacerlo?

¿Es posible comprar un Fenix 4?

Según los expertos, el Garmin Fenix 4 tendría que tener un precio aproximado de 500 euros. Se habían anunciado varias versiones de este pulsómetro y el precio final dependería de la versión.
Curiosamente, tras mucha espera, Garmin no realizó el lanzamiento del Fenix 4. En 2014 lanzó el Fenix 2, a principios de 2015 el Fenix 3, y se esperaba el 4 para principios de 2016, pero nunca salió al mercado.

Cuando todo el mundo esperaba el Fenix 4 con entusiasmo, Garmin anunció el lanzamiento del Fenix 3 HR, generando aún más expectativa en torno a la siguiente generación. Finalmente, en enero de 2017, Garmin lanzó al mercado su nueva línea Garmin Fenix 5, saltándose definitivamente el esperado Fenix 4.
Algunos creen que se han saltado el número 4 porque en algunos países de Asia la palabra “cuatro” se pronuncia igual que la palabra “muerte”, lo cual era negativo comercialmente, pero lo cierto es que la casa nunca dio explicaciones al respecto.

Fenix 5, el heredero al trono

Como no podíamos dejar sin disfrutar de estas características a los que llegaron buscando el Fenix 4, vamos a presentar brevemente a su digno sucesor, el Fenix 5.
El nuevo Fenix 5 está disponible en 3 versiones: el Fenix 5, el 5S, y el 5X. En realidad, todos son muy similares al Fenix 3, aunque incorporan algunas mejoras. Tienen una estética muy parecida a su predecesor pero, a diferencia de él, las 3 versiones incluyen un sensor óptico de pulso.
El Fenix 5S tiene un tamaño mucho menor que el del Fenix 5 y Fenix 3, y es el reloj multideporte más pequeño del mercado. El Fenix 5X añade mapas base para la navegación guiada apoyada en su sistema GPS, además del hardware y software necesarios para sacarles el máximo partido.
Es el modelo Fenix 5X el que representa ahora a la generación más innovadora de pulsómetros Garmin. Si lo quieres vas a tener que gastarte unos 749 euros, pero si practicas deporte y te gusta superar tus límites, será una inversión de la que no te arrepentirás.